Ha llegado el momento de elegir la cámara que vas a comprarte. Ya conoces los conceptos básicos que debes saber antes de elegir la cámara y, ahora, vamos a responder algunas preguntas que pueden surgirte para que tomes la mejor decisión posible según tus necesidades.

1. Quiero una cámara réflex ¿Qué marca me compro?

El mercado de las cámaras réflex es cada vez más amplio. Marcas como Fujifilm, Olympus o Sony han dado el paso a las cámaras mirrorless añadiendo más quebraderos de cabeza a nuestras elecciones. Pero debes saber que a nivel principante hay muy pocas diferencias entre las diferentes marcas, por lo que creemos que es importante ir a una tienda física y tener las cámaras entre las manos para comprobar cuál te transmite mejores sensaciones y es más cómoda para ti. Estas características son importantes porque suelen mantenerse en las versiones profesionales de las cámaras de la misma marca añadiendo, al mismo tiempo, facilidades para un fotógrafo profesional.

En estos casos un factor determinante a la hora de elegir suele ser el precio.

2. ¿Cuánto me gasto en la cámara?

En primer lugar, ponte un presupuesto máximo. Tenemos tendencia a pensar que “por solo 50€ más” me llevo una cámara mejor, pero puede que esa característica que te ofrece ni siquiera la necesites.

Segundo, una vez hayas mirado el último modelo de la cámara que te gusta, compáralo con los modelos anteriores de la misma cámara y valora si las características nuevas merecen ese incremento de precio.

Por último, si quieres ahorrarte aún más dinero puedes acudir a mercados de segunda mano de confianza como nikonistas (necesita registro) o canonistas donde podrás encontrar modelos nuevos o antiguos a mejores precios que en tienda y bien conservados. Piensa que quien hace una inversión de esas características suele cuidar el equipo.

3. ¿Dónde puedo comparar especificaciones técnicas y precios de las cámaras?

Actualmente existen muchas webs donde comparar cámaras e incluso algunas especializadas en alguno de sus aspectos. Una web muy recomendable para comparar especificaciones técnicas es Snapsort, donde te separa las ventajas y desventajas de cada cámara mediante una interfaz sencilla y amigable.

Para comparar tamaños y pesos es muy recomendable hacer uso de la web Camerasize, que te ofrece la posibilidad de ver una cámara en diferentes perspectivas y compararlas con una gran variedad de objetivos colocados en ellas.

4. ¿Merecen la pena los objetivos del kit?

Los objetivos del kit son los básicos que suelen venir con las cámaras. Pueden ser muy variados pero aquí haremos referencia a los de focal 18-55 mm y 55-200 mm. En nuestra opinión, estos objetivos van bien para probar focales, conocer con cuál nos sentimos más cómodos y si echamos en falta algo de ellas. La calidad de estos objetivos es muy básica y acorde con el precio que se paga por ellos, ahora bien, con una inversión un poco mayor se puede conseguir una calidad de imagen muy superior que con los objetivos mencionados.

5. ¿Qué es un objetivo estabilizado?¿Deberían ser todos así?

Un objetivo estabilizado es el que tiene un mecanismo que evita vibraciones que pueden hacer que nuestra imagen salga movida o borrosa. Esta característica es muy útil cuando disparamos a velocidades bajas o usamos focales largas (teleobjetivos), pero no es esencial y en algunos casos encarece el objetivo de forma notable. Nosotros aconsejamos buscar la estabilización en los teleobjetivos, que es donde más se va a aprovechar.

En algunos modelos de cámara la estabilización viene en el sensor, por lo que te evitas preocuparte por ella en el objetivo.

6. ¿Es necesario el filtro UV para proteger el objetivo?

El uso de filtro UV para proteger el objetivo está muy extendido. Generalmente se suele comprar el filtro más barato que hay en la tienda y es un error. El filtro es un elemento que va delante de nuestro objetivo, lo que se traduce en que la luz pasará a través de él antes de llegar al sensor y, si es de mala calidad, restará calidad de imagen a nuestra fotografía e incluso provocará destellos en la imagen.

Nosotros evitamos el uso de elementos innecesarios en nuestros objetivos salvo que la situación te lo pida, como puede ser meterse con la cámara en una multitud de gente o circunstancias climáticas que lo exijan.

Para más dudas…

Consultadnos en los comentarios e intentaremos responder a todas ellas.

¡Hasta la próxima!